El presidente de la Diputación de Almería, Gabriel Amat, el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez Comendador y el decano del Colegio de Abogados de Almería, José Pascual Pozo, han firmado esta mañana el convenio para la puesta en funcionamiento de una Oficina de Intermediación Hipotecaria en la Provincia con el objetivo ayudar a las personas y familias que tiene dificultades para hacer frente a al pago de los préstamos y se encuentran en riesgo de perder su domicilio habitual a llegar a acuerdos con las entidades bancarias y evitar en la medida de lo posible las ejecuciones hipotecarias. El trabajo de la Oficina de Intermediación Hipotecaria se prolongará durante todo el año 2012 con opción a prórroga.

“Se trata de un órgano de mediación entre familias con dificultad para pagar la hipoteca y entidades financieras para ayudar a encontrar alternativas consensuadas a la ejecución hipotecaria”

El presidente Gabriel Amat a dado las gracias al Colegio de Abogados “por esta iniciativa que conseguido aunar instituciones para trabajar en beneficio de los ciudadanos” al tiempo que ha destacado que  “se trata de una actuación muy importante debido a la difícil situación que están pasando numerosas familias dentro de la coyuntura de crisis económica, por lo que la Diputación de Almería va contribuir a facilitar la situación de los casos más graves”.

Así, esta actuación pretende ser una vía de intermediación entre la parte deudora y la entidad financiera, proporcionando información y asesoramiento dirigidos a encontrar una solución consensuada que pueda evitar a la ejecución hipotecaria por vía judicial. Las principales funciones de de Diputación y Ayuntamiento pasará por dar información exhaustiva y detallada de la existencia de este servicio abierto a la población almeriense.

Ambas Instituciones se encargarán así de la gestión y recepción de solicitudes, apertura de fichas personales, recogida de datos, y determinación de aquellos solicitantes que reúnan los requisitos que recoge el convenio, para ser atendidos por la Oficina  de Intermediación Hipotecaria.

Por su parte, el Colegio de Abogados designará los letrados que prestarán servicio teniendo en cuenta su preparación y experiencia específica en materias relacionadas con el contenido de este servicio. Por último, el convenio contempla asimismo la creación de una comisión de seguimiento compuesta por representantes de cada una de las instituciones firmantes, que analizarán el funcionamiento y desarrollo de la Oficina.

Perfiles de los beneficiarios

El convenio establece como perfiles para el uso de este organismo, aquellas situaciones en las cuales, aunque no se haya dejado de pagar la hipoteca, se necesita información sobre las posibilidades y consecuencias de un posible impago, así como situaciones en las que no se ha dejado de pagar, pero se busca una solución con la entidad financiera, dado que se prevé que no se podrán pagar la cuotas y se necesita intermediación para conseguir mejores condiciones y poder continuar con el pago.

También están incluidos aquellos casos en los que se ha dejado de pagar, pero aun no se ha interpuesto demanda, para intermediar con la entidad financiera y evitar la interposición de dicha demanda. Por último, también estarán incluidos aquellos casos en los que ya se ha interpuesto la demanda y el ciudadano se encuentra en cualquiera de las fases procesales, incluso la de lanzamiento.