Almería ofrece gran cantidad de opciones para conocer su provincia. Una de ellas es la de descubrir la naturaleza interior y de costa a lomos de un caballo. Las rutas, de un par de horas, en grupos de entre tres y diez personas son las actividades más demandadas, aunque la oferta se diversifica cada vez más con otras posibilidades como paseos en coche de caballos o excursiones de varios días.

“Más de 12 empresas de la provincia de Almería ofertan diversas opciones de rutas a caballo por playa e interior.

Con distintos niveles de dificultad y modalidades, es una de las actividades más solicitadas para disfrutar del entorno natural.”

Para descubrir la costa almeriense de un modo diferente muchos optan por los recorridos que atraviesan los mejores paisajes del litoral en grupo. A partir de los tres años de edad se pueden realizar rutas por la Reserva Natural Punta Entinas-Sabinar, las playas de Torregarcía, Vera y Garrucha o Rodalquilar, Aguamarga, Cala Higuera, Mónsul y Los Genoveses, en pleno Parque Natural de Cabo de Gata. Estas dos últimas ofrecen también la posibilidad de ser recorridas en coche de caballos de 6 personas.

Estas rutas incluyen guía experto y el material específico necesario para la actividad. Su duración varía, pero suelen ser de entre una y tres horas, aunque pueden realizarse excursiones personalizadas. Otras rutas de mayor duración (hasta 5 horas) incluyen almuerzo en los enclaves más bellos de la costa almeriense.

De igual modo puede disfrutarse del interior de la provincia recorriendo a caballo el Parque Natural de Sierra Nevada, la Alpujarra, el Valle del Almanzora, las cañadas reales de Tahal o las Sierras de Filabres, Gádor y Alhamilla. En muchos de estos enclaves se pueden contratar rutas de varias horas que incluyan picnic o barbacoa en zonas habilitadas para completar la jornada con familia y amigos.

También en estas áreas puede optarse por una ruta sencilla de una a tres horas o lanzarse a la aventura de varios días descubriendo los pueblos más recónditos de Sierra Nevada o buscando el lejano Oeste a través de los paisajes de película del Desierto de Tabernas.

Aunque los recorridos por parajes naturales tranquilos y vírgenes son muy demandados, existen otras alternativas, como la excursión a caballo al acueducto romano de Carcauz en Vícar o la ruta por el Desierto de Tabernas que atraviesa desfiladeros, poblados abandonados y antiguas zonas de rodaje del Spaghetti Western. Y para todos los públicos y la máxima comodidad existe también la posibilidad de realizar paseos en calesa por los alrededores de Abla.

Aunque todas estas actividades son accesibles a personas sin experiencia previa y se realizan con caballos mansos y dóciles, para los jinetes más diestros hay también rutas con un nivel de dificultad mayor, donde además de atravesar las montañas y playas salvajes de Almería se marchará por caminos con pendientes y pequeños obstáculos, al trote y al galope. Los jinetes expertos pueden optar por rutas largas de una o más jornadas completas, que les permitirán estar en contacto directo con sus caballos y con la naturaleza más pura de la provincia de Almería.