El Patio de Luces de la Diputación ha acogido esta tarde la presentación de la última gran compilación divulgativa del almeriense José Enríquez Martínez Moya, profesor y experto en investigación cinematográfica, que recoge transversalmente los acontecimientos principales y secundarios de las producciones, la historia de las localizaciones, los decorados, los estudios del cine, la intrahistoria de los mitos y los pseudónimos, los entresijos de los rodajes y un elenco de ilustraciones que dan forma a la mayor tarea indagatoria realizada hasta el momento sobre el desarrollo del cine en Almería.

“En sus más de mil páginas, el libro ‘Cabalgando hacia la aventura’ es una radiografía casi “enciclopédica”, técnica e indagatoria de la historia del cine en la provincia de Almería.”

Martínez Moya asegura que este trabajo es el resultado de una constante motivación por la búsqueda de aquellos restos, recuerdos, vestigios y pruebas que atestiguan el paso de una época dorada del cine en nuestra tierra: “Soy maestro. Yo no vivo del cine. Lo tengo idealizado. No veo lo malo, sino lo bueno. Es una vocación que tengo desde niño. He escrito otros libros, pero esta investigación es la más completa”, reconoce.

La diputada de Cultura, María Vázquez, quien, según el autor, es “el primer personaje político de Almería que ha apostado por revalorizar el cine”, ha recordado que Martínez Moya “es una de las personas que más sabe de este arte en la provincia. Siente pasión, trabaja de forma altruista y siempre saca tiempo para colaborar y seguir investigando”.

Para el presentador del acto, el periodista almeriense Javier Adolfo Iglesias, “desde 1976 José Enrique ha sido el Indiana Jones del cine almeriense, ese pistolero solitario que ha cruzado el desierto y, a veces, ha perdido el sentido por la insolación”, ironiza, “porque alguien comenzó a considerar que aquello era un patrimonio de Almería y sigue siéndolo, y había que documentarlo, clasificarlo y difundirlo”.

El autor del libro y parte del público presente en la presentación han instado a la diputada de Cultura, María Vázquez, a que medie ante las autoridades regionales para la recuperación de las dunas de Cabo de Gata, presentes en “en la mayor parte de las grandes películas rodadas en Almería y un reclamo turístico de primer nivel”. Vázquez se ha comprometido a estudiar la idea y ha pedido colaboración: “El presidente, Gabriel Amat, estará encantado de defender la idea si es buena para la provincia y hay gente que la apoya”, ha anunciado.