El IEA entregó ayer el II Premio Nacional de Prehistoria y Arqueología “Luis Siret” al Dr. Alberto José Lorrio Alvarado (Premiado).

La entrega se llevó a cabo en un acto cultural presidido por la diputada de Cultura, María Vázquez y el Dr. Martín Almagro Gorbea, Anticuario Perpetuo de la Real Academia de la Historia de ESPAÑA. Ambos hicieron entrega del premio en virtud de sendas Resoluciones del Presidente de la Diputación y del IEA, Gabriel Amat, por el acuerdo 10 (41/2012) y 1/2014 atendiendo a la Propuesta de la Comisión de Valoración de 10 de diciembre de 2013 de la citada distinción integrada por José Remesal Rodríguez, Departamento de Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología de la Universidad de Barcelona; Rosa Morales, licenciada en Geografía e Historia; Juan Alberto Cano, licenciado en Geografía e Historia;y José María Verdejo Lucas, Jefe del Departamento de Historia del Instituto de Estudios Almerienses, que actuó como Secretario.

El premiado catedrático de Prehistoria de la Universidad de Alicante, Dr. Lorrio Alvarado recibió como mención especial la cantidad de 1.500 euros por el magistral trabajo de investigación “La Necrópolis Orientalizante de Boliche”, diploma en mármol de Macael patrocinado por la entidad mercantil Candelerías Indálicas y diseñado por la gubia de José Ausejo, así como la declaración de miembro del Departamento de Historia del Centro de Estudios Locales Almerienses al Dr. Lorrio Alvarado.

Intervinieron en el acto Javier Ausejo que explicó el diseño del premio reseñado, José María Verdejo, en calidad de fedatario de la Comisión de Valoración del premio y Juan Alberto Cano García en su condición de impulsor junto con Miguel Naveros y Nieves Molina de las jornadas sobre arqueología de “Almería, un museo a cielo abierto”.

La obra premiada tiene el mérito de haber recuperado materiales casi olvidados para la Arqueología con un trabajo en colaboración con un nutrido grupo de especialistas, en su mayoría jóvenes investigadores, a los que ha sabido estimular académicamente el profesor Lorrio, y ofrecer un estudio exhaustivo de La Loma de Boliche en Cuevas del Almanzora, yacimiento excavado hace un siglo por Luis Siret y su eficaz capataz, Pedro Flores.

Este premio establecido por el Instituto de Estudios Almerienses de la Diputación Provincial y con la colaboración con la Real Academia de la Historia de España es una feliz iniciativa implementada, que da prestigio a la provincia de Almería como valor añadido cultural y turístico en su centenaria tradición arqueológica y, al mismo tiempo, constituye un estímulo eficaz para el trabajo de los investigadores.

El citado trabajo publicado por la Real Academia de la Historia y el Instituto de Estudios Almerienses ha pasado a formar parte de la “Bibliotheca Archaelogica Hispana 43”, en la “Union Académique Internationale” como Corpus des Antiquités Phéniciennes et Puniques y en el “Studia Hispano – Phoenicia 7”.

María Vázquez apoyó esta iniciativa institucional en colaboración con la Real Academia de la Historia, “para rescatar del olvido este pasado cultural y turístico tan esencial para Almería, aprendamos a amarlo, y démosle a conocer y apostar por el mismo, porque ese pasado forma parte de nuestro presente y el futuro”.