La Diputación Provincial de Almería está ejecutando las obras de mejora de un tramo de cuatro kilómetros de la C.P. AL-3106, el acceso a la Villa de Níjar desde Campohermoso. El presidente, Gabriel Amat, y el alcalde de Níjar, Antonio Jesús Rodríguez, han visitado la zona para conocer ‘in situ’ el estado de unas obras que van a mejorar la seguridad en el tráfico rodado en una de las principales arterias de comunicación entre la Villa y las barriadas del Levante nijareño. Y lo han hecho acompañados del Vicepresidente, Javier A. García, y el diputado de Fomento, Miguel Ángel Castellón.

“Amat y el alcalde han visitado unas obras que están siendo ejecutadas con maquinaria, brigadas de carreteras y fondos de la Institución Provincial”

Las obras están consistiendo en el ensanche de la plataforma, que en la actualidad no goza de la anchura suficiente para contar con arcén transitable, y mejora del firme en un tramo de cuatro kilómetros que van desde la Villa hasta el acceso al Polígono Industrial La Granatilla. La actuación recoge asimismo la ampliación del tablero de un puente existente en esta carretera provincial.

El presidente de Diputación ha destacado el compromiso de Diputación en esta actuación aportando todos sus medios propios, como es el caso de la maquinaria y la brigada de carreteras. No obstante, la actuación sobre el puente ha tenido que ser contratada a una empresa especializada con una inversión por parte del Área de Fomento de 60.000 €.

“Hemos querido conocer las mejoras que están aportando estas obras y estamos muy satisfechos al haber comprobado que toda la actuación está prácticamente terminada a excepción de la parte del puente que está en plena ejecución”, ha asegurado el presidente, quien ha destacado como Níjar se ha beneficiado de actuaciones de mejora de tráfico en los últimos meses como es la rotonda de Las Hortichuelas o la el Kilómetro 21.

Por su parte, el alcalde de Níjar ha agradecido al presidente la visita y ha destacado la importancia que tiene mejorar la conectividad entre las barriadas, ya que en Níjar hay una gran circulación de vehículos, peatones y ciclistas.