La Diputación Provincial de Almería ha concluido las obras de acondicionamiento de la antigua Carretera Comarcal 323 a su paso por el municipio de Tíjola. Se trata de unas obras muy relevantes ya que este tramo de carretera conecta la REDIA del Almanzora con la ALP-405, que conduce hasta Bacares, y tiene una gran afluencia de vehículos a diario. El diputado de Fomento, Miguel Ángel Castellón, ha viajado hasta Tíjola para comprobar ‘in situ’ el resultado de estas obras, y lo ha hecho acompañado del alcalde, Mario Padilla.

“Castellón visita la zona para conocer ‘in situ’ el estado de esta vía que conecta la REDIA del Almanzora con la ALP-405 que conduce hasta Bacares”

El Área de Fomento ha realizado una inversión de 45.000 euros en este proyecto que ha tenido como objetivo la mejora de la seguridad en el tráfico en un tramo de 1.400 metros lineales. Para ello se ha realizado la reposición del firme de la calzada en estos 1.400 metros y se ha sustituido toda la señalización horizontal y vertical de esta carretera. Asimismo, la actuación ha incluido la renovación de 250 metros de las biondas que delimitan la calzada.

El diputado Miguel Ángel Castellón ha revelado que, además, la Diputación ha traslado sus máquinas hasta esta vía para mejorar la seguridad en parte de su trazado mediante el ensanchado de la calzada. “Esta carretera supone un nuevo impulso a la seguridad en la red de carreteras que discurre por el Valle del Almanzora y con esta obra se van a beneficiar los vecinos de Tíjola, Bayarque y Bacares, así como todos los turistas que circulen por la zona”, ha añadido.

Por su parte, el alcalde de Tíjola ha agradecido la apuesta de la Diputación por la mejora de esta carretera ya que la mejora en la seguridad del tráfico ha sido sustancial.