La localidad almeriense de Somontín acoge el sábado, 28 de junio, el II Encuentro Provincial de Fiestas de Moros y Cristianos, organizado por la Diputación de Almería -área de Cultura, Deportes y Juventud e Instituto de Estudios Almerienses (IEA)-, y el Ayuntamiento de Somontín. El evento, presentado hoy en la institución provincial por la diputada de Cultura, María Vázquez, junto al alcalde de Somontín, Ramón Rueda, el director del IEA, Rafael Leopoldo Aguilera, y los expertos Juan Torreblanca y Antonio Azor, cumplirá un doble objetivo: divulgativo y lúdico.

“La organización ha preparado conferencias de historiadores y expertos en patrimonio etnográfico y cultural, junto a exhibiciones y representaciones teatrales.”

Para Vázquez, las relaciones de moros y cristianos constituyen una clara manifestación del legado cultural de Almería, recuerdos de la épica y de los mitos de la historia del sureste penimsular que recrean episodios grabados en el imaginario colectivo de los pueblos: “Las fiestas de moros y cristianos en nuestra provincia son, en algunos casos, fieles representaciones históricas y, en otros, versan sobre textos encontrados que se han ido completando con fragmentos de comedias. Las relaciones se convierten en un espacio de unidad”, recuerda la diputada.

La titular de Cultura ha reivindicado la idea de fomentar el espíritu de convivencia fraterna entre dos culturas distintas desde el respeto a las ideas religiosas y propiciar un foro de encuentro de las diversas relaciones de moros y cristianos -en torno a treinta- que se celebran en la provincia, entre las que resaltan, por sus peculiaridades, las que se desarrollan “en pequeñas barriadas” dispersas del Alto Almanzora.

El alcalde de Somontín, Ramón Rueda, ha defendido el carácter popular de estas fiestas, así como su legado cultural, simbolismo histórico y compromiso vecinal. “Yo hago de rey cristiano desde hace unos 15 años y la verdad es que me motiva. Se produce un hermanamiento entre los dos bandos. Invito a los pueblos a que expliquen sus relaciones, que tienen sus particularidades, sus puntos llamativos, en estas jornasas provinciales”, ha reconocido.

El programa de actividades comienza a las diez de la mañana. A las 10:45 horas, el historiador Valeriano Sánchez Ramos ofrecerá una conferencia-coloquio sobre ‘La guerra de los moriscos y su vinculación con las fiestas de moros y cristianos’. También durante la sesión de mañana, a las 12:00 horas, el historiador Miguel Ángel Martínez Pozo disertará en torno a las ‘Representaciones de moros y cristianos en la comarca de Baza’.

Al mediodía, se realizará una descripción de las relaciones de moros y cristianos de Somontín y una visita guiada por el municipio a cargo de Antonio Azor Oliver, historiador Local y organizador del encuentro. Ya por la tarde, a las 15:00 horas, se ofrecerá a los visitantes una degustación de productos alimenticios tradicionales del Valle del Almanzora como transición hacia la presentación de un documental sobre las fiestas de moros y cristianos, dirigido por el periodista José Carlos Castaño, que tendrá lugar a las 17:00 horas. A las 17:45 horas se desarrollará una actuación de la Escuadra de Moros y Cristianos de Somontín y a las 18:30 horas habrá una exhibición de ‘tiraores’ del Escuadrón Moro de los Moros y Cristianos de Quéntar.

La organización, cuyo coordinador es Juan Salvador López Galán, miembro del Departamento de Ciencias del Hombre y la Sociedad del Instituto de Estudios Almerienses, pretende solicitar la adhesión de los distintos grupos de Almería a la petición de declaración de la Fiesta de Moros y Cristianos como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (UNESCO). Al mismo tiempo, persigue analizar la importancia histórica y social de las Relaciones de Moros y Cristianos como Patrimonio Cultural Inmaterial, estudiar experiencias y modelos de organización en otros puntos de España y crear una sección bibliográfica sobre estas fiestas en la provincia de Almería.

El primer Encuentro Provincial de Fiestas de Moros y Cristianos tenía lugar en junio del pasado año en Mojácar.