El área de Bienestar Social, Igualdad y Familia de la Diputación Provincial, con la colaboración del Ayuntamiento de La Mojonera, la Guardia Civil, el centro de salud de la localidad y la biblioteca municipal, han clausurado el Curso de Lengua y Cultura y Ciudadanía Española para mujeres extranjeras, que comenzaba en noviembre de 2013. El acto ha contado con la presencia de la diputada, Almudena Valentín; el alcalde, José Cara; y los representantes de la Guardia Civil, Biblioteca y Centro de Salud

“La iniciativa, que ha durado casi ocho meses, se ha desarrollado con el objetivo principal de mejorar la integración de las familias inmigrantes que conviven en la provincia”

El curso, que ha tenido una duración de 240 horas -160 lectivas y 80 dedicadas a tutorías-, ha abordado de forma transversal diversas problemáticas relacionadas con los peligros derivados de Internet, el acoso escolar, la violencia de género, la seguridad vial y los riesgos para la salud derivados del consumo de drogas y alcohol.

Las alumnas -50 mujeres extranjeras con hijos a su cargo escolarizados en centros educativos de La Mojonera-, han asistido a conferencias bilingües con traducción español-árabe con las que se ha pretendido subsanar las dificultades de aprendizaje, consecuencia de las barreras del idioma. Así, las madres han mejorado conocimientos en materias básicas para prestar una ayuda más eficiente a su entorno familiar.

Según la diputada de Bienestar Social, Igualdad y Familia, Almudena Valentín, el esfuerzo realizado por las mujeres extranjeras expresa “la voluntad de superar las dificultades para conseguir una mejor inclusión y convivencia”, problemas que encuentran explicación en “el peso del proceso migratorio” y que se agravan por la necesidad, como madres, de proteger y formar a sus hijos para propiciar una mejor integración en la realidad escolar y social de Almería.

Para Valentín, la cooperación de profesionales sanitarios, educativos, junto a representantes del cuerpo de la Guardia Civil, es un ejemplo de la solidaridad y el compromiso de la sociedad almeriense y una muestra de que, autóctonos e inmigrantes, pretenden recorrer juntos “el denso proceso de integración que, en última instancia, nos beneficia a todos”.

La diputada, que presidió el acto de clausura en La Mojonera, ha animado “a continuar esta línea de trabajo emprendida tanto en relación a la capacitación lingüística y ciudadana de la población inmigrada, como en ese intento ya materializado de colaboración interinstitucional”.

Durante el acto, una mujer marroquí que ha participado leyó una carta escrita por ella misma en la que aclaraba que el curso ha servido a las madres para defenderse en la vida diaria en rutinas como “ir al colegio de nuestros hijos, ir al médico, al banco, arreglar papeles y también para aprender a leer y escribir porque algunas de mis compañeras no han ido nunca a la escuela”.