Los paisajes almerienses son de una belleza incomparable desde cualquier punto de vista, pero son más grandiosos aún observados desde las alturas. La visión a vista de pájaro del perfil de la provincia es un privilegio al alcance de cualquiera, gracias a actividades como el ‘paratrike’ o el más conocido parapente. Este deporte, nacido a finales del siglo XX por la inventiva de montañeros que querían bajar volando mediante un paracaídas desde las cimas que habían ascendido, es practicado hoy por muchos.

“La provincia de Almería cuenta con diversos puntos para saltar en parapente y disfrutar de espectaculares panorámicas de costa e interior. El ‘paratrike’ o vuelo motorizado es una opción más para los amantes de las alturas”

Alain Marco, miembro del Club Parapente Almería, ha detallado como este grupo de 10 amantes de las alturas organiza bajo demanda actividades de parapente para iniciados o gente que quiere tener una experiencia nueva e inolvidable. “Normalmente organizamos vuelos biplaza con una persona titulada y con experiencia. Los vuelos suelen durar unos 20 minutos, aunque si el tiempo y el viento es bueno, se puede alargar mucho más” comenta.

Almería es uno de los mejores lugares para hacer parapente, especialmente en invierno, pero en verano aumenta la demanda por la gran afluencia de turistas que visitan la provincia. . Y es que además de ser una actividad perfecta para el fin de semana, para hacer en grupo con amigos o como regalo para la pareja; también puede marcar la diferencia en unas vacaciones diferentes. Además, son muchos los puntos de salida de esta actividad: Aguadulce, los Baños de Sierra Alhamilla, Castala, Guainos, Dalías, Vícar, o la Ermita de Huécija.

“La sensación de volar es indescriptible, todo el mundo sale encantado: estás en contacto con la naturaleza y en el más absoluto silencio”, comenta Alain sobre la experiencia que se lleva la gente tras su primer vuelo en parapente.

Para el diputado de Turismo y vicepresidente de la Diputación de Almería “el parapente es uno más en la lista de deportes activos y de naturaleza que ofrece nuestra provincia y además de su vertiente deportiva regala a los que lo practican las maravillosas vistas de nuestra provincia desde una perspectiva única. ¿Qué puede haber mejor?”.

Precisamente con esta idea y un enorme espíritu aventurero, acaba de lanzarse al mundo empresarial la Escuela de Parapente de Huércal Overa, que ya lleva unos meses ofreciendo sus servicios en este municipio y en Mojácar. Además del parapente clásico, esta nueva empresa formada por dos deportistas y emprendedores también ofrece ‘paratrike’ o vuelo motorizado. A diferencia del vuelo libre, éste no necesita salto, puede practicarse saliendo directamente desde zona llana. La Escuela de Parapente de Huércal Overa realiza esta actividad en la playa, con monitores con más de 20 años de experiencia que garantizan en todos los vuelos la seguridad, además del máximo disfrute. Paco Parra, gerente de esta Escuela, señala que fue a raíz de la compra del motor cuando se plantearon constituirse como empresa, ya que son los únicos de la provincia que trabajan esta modalidad. “El turismo activo está cada vez más de moda y está funcionando muy bien. Mi socio y yo estamos en una auténtica aventura, pero en verano la demanda aumenta y tenemos buenas expectativas”, afirma.

Y es que Almería se ha convertido en un paraíso para los amantes del deporte y el turismo activo. El parapente es solo una más de las múltiples opciones que ofrece ‘Costa de Almería’ a sus visitantes y ésta, además, a vista de pájaro.