La Diputación Provincial de Almería está ‘blindando’ los edificios públicos municipales ante las posibles emergencias o catástrofes que puedan suceder. El área de Asistencia a Municipios está llevando a cabo la redacción de los Planes de Autoprotección, en los que se estudian y evalúan todas las posibles emergencias a los que están sometidos los edificios públicos municipales o que son de gestión municipal, y por tanto, los riesgos a los que se enfrentan los usuarios y los trabajadores.

El Área de Asistencia a Municipios ha culminado 13 Planes de Autoprotección para dependencias municipales y está redactando otros tres que permitirán mejorar la seguridad de trabajadores y usuarios

Antonio Torres ha revelado la importancia de un documento que establece además todas las acciones que se pueden llevar a cabo en cada momento para garantizar la seguridad de las personas que en el interior de los mismos se encuentren, ya sean trabajadores del propio edificio, o bien usuarios ocasionales. Los riesgos más comunes que se presentan en un edificio de titularidad municipal suelen ser dos: el incendio y la situación de pánico provocada por un terremoto. Además de ello, hay que estudiar si existen riesgos adicionales como inundaciones provocadas por lluvias torrenciales, peligro de explosiones, avisos de bomba, o una fuga de contaminantes químicos debida a la cercanía de alguna industria o una explotación agraria.

El Plan de Autoprotección incluye los criterios básicos de actuación para todo el personal que ocupa el edificio, a fin de garantizar una rápida y ordenada evacuación, en función del tipo de emergencia. Cada trabajador del centro sabrá lo tiene que hacer en cada instante, sin tener un momento de duda o vacilación. Para ello, son fundamentales tres requisitos:

• Garantizar que todos los trabajadores están formados y conocen su papel a la hora de evacuar el edificio, realizando simulacros periódicamente.
• Disponer de adecuadas medidas de extinción de incendios.
• Conocer qué medios externos más cercanos pueden ayudarnos durante la crisis: parque de bomberos más cercano, puestos de Protección Civil y Guardia Civil disponibles, hospitales y centros de salud locales o comarcales, etc.

Todos los edificios y centros de trabajo cuyo uso o actividad sea de tipo sanitario, docente, residencial público, o cuyos ocupantes que no puedan realizar la evacuación por sus propios medios (una residencia de personas mayores, por ejemplo), deberán contar con un Plan de Autoprotección. Todos ellos van acompañados de gráficos donde se indica claramente a las personas en zonas comunes del edificio (pasillos o vestíbulos) dónde se encuentran, y hacia dónde deben dirigirse en caso de emergencia.

Torres ha destacado la importancia de este trabajo que realiza la Diputación en favor de los ayuntamientos y que, si no fuera por el personal de Asistencia a Municipios, se verían obligados a contratar la redacción de estos documentos que son imprescindibles en los edificios públicos y que redundan en la seguridad de los ciudadanos. “Estamos ahorrando una media a los ayuntamientos de 2.500 euros por cada uno de los Planes que entregamos a los ayuntamientos”, ha explicado.

El área de Asistencia a municipios ha redactado un total de 13 Planes para ayuntamientos de la provincia:

• Fuente Victoria:(Fondón): para la Residencia “Moraima”, donde viven de forma permanente 31 personas mayores procedentes de la comarca de la Apujarra, y cuya movilidad reducida dificulta las tareas de evacuación en caso de incendio o cualquier otra emergencia, por lo que se ha puesto especial atención a la hora de redactar dicho Plan de Autoprotección a fin de garantizar su seguridad.
• Padules:para la Unidad de Estancias Diurnas “El Olivo”.
• Santa Fe de Mondújar: Unidad de Estancias Diurnas y Nocturnas que se inaugurará en breve en dicha localidad, donde se prestará asistencia de ocio y comida a personas mayores durante el día, y durante la noche las personas mayores podrán residir.
• Serón: para el Camping de ‘Las Menas’, cuyo complejo turístico incluye un albergue, algunos bungalows, las zonas de acampada, y las zonas de esparcimiento.
• Viator: para la Casa Consistorial, el Mercado de Abastos, la nueva Piscina Municipal, el Centro de Interpretación Paleontológica donde se conservan los restos fósiles de una ballena, la Guardería y la Escuela Infantil, así como el Campo de Fútbol de la Ciudad Deportiva y su graderío cuyo aforo supera los 600 espectadores.
• Fines: para el Consultorio Médico local y para las Pistas Deportivas Municipales.
• Canjáyar: para el edificio de usos múltiples ‘El Matadero’, donde actualmente se encuentra la Escuela de Música de la localidad.

Por otro lado, los técnicos de Diputación están trabajando en la redacción de otros tres planes:

• Gádor: Colegio de Educación Infantil ‘Dama del Ruiní’.

• Viator: Pabellón cubierto de la Ciudad Deportiva y el Consultorio médico.