Tras 325 kilómetros y recorrer quince municipios de la provincia de Almería, después de salir a las 5 de la madrugada y permanecer quince horas pedaleando non-stop, los seis ciclistas que se han sumado al ‘Reto Solidario por el Autismo’ fueron recibidos en la tarde de ayer, viernes, en el aparcamiento del Estadio de los Juegos Mediterráneos por miembros de la asociación Astea Autismo y por representantes del Ayuntamiento de Almería y la Diputación Provincial. Qué mejor forma de celebrar el Día Mundial del Autismo que con esta iniciativa, que une deporte y concienciación, a la vez que ha permitido recaudar fondos para la labor de la Asociación Astea Autismo.

El aparcamiento del Estadio de los Juegos Mediterráneos recibe a los seis ciclistas tras 325 kms, con el apoyo de Astea, Ayuntamiento y Diputación

Por parte del Ayuntamiento han estado presentes la concejal de Familia, Igualdad y Participación Ciudadana, Paola Laynez, y el concejal de Deportes, Juanjo Segura. Paola Laynez ha felicitado “a la asociación y a los ciclistas por esta hermosa iniciativa, que contribuye a visibilizar a todas las personas con trastorno del espectro autista. Como ha manifestado nuestro alcalde, todas esas personas contribuyen a hacer de Almería una ciudad más inclusiva, accesible y mejor, y por eso sabéis que tenéis las puertas abiertas del Ayuntamiento para seguir superando los retos que aún tenemos por delante tanto en materia de educación como laboral para las personas con autismo”.

La diputada de Bienestar Social, Ángeles Martínez, se ha mostrado muy orgullosa de colaborar con una iniciativa que permite dar mayor visibilidad al autismo: “Desde la Diputación Provincial de Almería vamos a seguir al lado de las familias almerienses, trabajando conjuntamente, para superar todos los obstáculos e igualar oportunidades para lograr la plena inclusión. Enhorabuena a la asociación, a las familias y a los deportistas por protagonizar esta hazaña solidaria”.

La presidenta de Astea Autismo, Mónica López, ha explicado que las donaciones serán invertidas en un programa de ocio y tiempo libre para adolescentes y adultos con trastorno del espectro del autismo.

La acción, que ha contado con la colaboración de más de una veintena de empresas, ha llevado a los seis ciclistas a recorrer non-stop 325 kilómetros y un desnivel de 5.900 metros. El reto ha transcurrido abierto al tráfico y ha permitido visitar maravillosos paisajes de la provincia, con llegada en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.