La Diputación Provincial de Almería ha iniciado un estudio de alternativas para solucionar el problema histórico y endémico que sufre la carretera provincial AL-3202 a su paso por la Rambla del Charco,

Con el estudio de alternativas se pretende ver cuál es la medida más favorable técnica y económicamente

en la barriada capitalina de Costacabana. Así lo ha anunciado el diputado de Fomento, Miguel Ángel Castellón, quien ha precisado que los vecinos y conductores que viven y circulan por esta zona sufren estos problemas cuando llueve desde hace más de 30 años.

Castellón ha precisado que desde Diputación se está trabajando en dos alternativas que pongan fin a los cortes de carretera que se producen cuando hay avenidas de agua por este cauce público. Una vez terminado el estudio, ha asegurado, se presentarán ante la Agencia Andaluza del Agua, dependiente de la Junta de Andalucía, para que informe y autorice las posibles actuaciones.

Asimismo, el también vicepresidente ha asegurado que una vez aprobadas y autorizadas se ejecutará la que sea más viable, técnica y económicamente. Se trata de una solución que no es nada fácil por la complejidad del cruce de caminos y que el equipo de Gobierno tiene voluntad de solucionar.

“Si bien, no es una rambla o un paso por rambla que sea grave ni que represente un peligro para la circulación vial; si es cierto que provoca inconvenientes en la circulación viaria cuando se producen avenidas de agua”, ha asegurado Miguel Ángel Castellón, quien ha precisado que este estudio es muy importante por la complejidad de la actuación que debe de compatibilizar la norma ambiental de avenidas de aguas; la circulación rodada de la carretera provincial y el acceso al Paseo Marítimo de la barriada de Costacabana.

Se trata de unas obras con un elevado coste pero, según Castellón, “Gabriel Amat tiene el convencimiento y el empeño de arreglar un problema histórico que se produce desde hace muchos años y que hasta ahora nadie se había planteado”. Asimismo, ha asegurado que va a ser un proyecto de consenso con todas las partes implicadas.