El Festival Internacional de Cine de Almería es tan poliédrico como distintos lados y puntos de vista tiene dicho arte. Por eso las actividades formativas del programa no han dejado de lado aspectos técnicos no tan reconocibles a veces por el público, pero indispensables para que una película o un cortometraje acaben teniendo un gran resultado final. Es ahí donde entra, entre otros elementos, la dirección de fotografía.

El Edificio Alfareros ha vuelto a ser centro de conocimiento y formación con una nueva clase magistral dentro de FICAL

El salón de actos del Edificio Alfareros de la Diputación Provincial ha recibido esta tarde la clase magistral “Aproximación del director de fotografía en proyectos de Ópera Prima y cortometrajes”, con la participación de Juan A. Fernández y Tommie Ferreras, de la Asociación Española de Directores y Directoras de Fotografía (AEC), donde se han abordado temas como la importancia de rodearse de un buen equipo humano y técnico, cómo defender un presupuesto, el plan de postproducción y otras cuestiones que el público ha incorporado al debate.

Juan A. Fernández es director de fotografía con más de 30 años de experiencia. Ha sido profesor de UCLA Extension (Universidad de California en Los Angeles), ESCAC (Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya) y la Universidad Pompeu Fabra. Actualmente es director de Afilm Studio. Por su parte, Tommie Ferreras es director de fotografía de series como ‘Brigada Costa del Sol’, ‘Presunto culpable’ o ‘Sin identidad’. Ha colaborado como “cinematographer” en el género documental para DeA Planeta y RTVE. Premiado en los ProMax Awards y Sol Awards de publicidad.

Ferreras valora de manera muy positiva que FICAL tenga en cuenta los aspectos técnicos dentro de su programación, “el director de fotografía se involucra en un proyecto desde el principio, toma decisiones y cuestiona necesidades”.

En palabras de Tommie Ferreras, “uno cuando sale de ver una película o ve una serie en su casa, cuando termina la valora sobre cómo se ha sentido viéndola y eso es lo que importa. Independientemente de si has utilizado la herramienta que sea. Llega un momento que pasa a otro nivel, el director de fotografía trabaja en una fase previa para que al espectador le lleguen las emociones que tú quieres conseguir”.

Esta puesta en valor resulta fundamental, ya que es una de las patas de la mesa del cine. “En la cinematografía siempre se discute desde los personajes y el argumento, pero muy poco desde las otras capas artísticas que son variadas e importan tanto como las otras, aunque sean las menos conocidas. La dirección de fotografía es una de las cuatro patas que sustenta todo. Es una parte artística importante junto con el diseño de producción o dirección de arte, el vestuario, que es el set donde habita la cara del actor, o el maquillaje. Todas estas capas son básicas para entender una idea o un guion al servicio del espectador”, concluye.