Almería, conocida como la ‘Huerta de Europa’, realiza actividades innovadoras en sus invernaderos para dar a conocer su actividad. Las visitas guiadas en diferentes idiomas por los distintos tipos de instalaciones agrícolas que existen, explicando su historia, tecnología y productos, se están convirtiendo en un reclamo turístico cada vez más demandado. Además del recorrido por el interior de un invernadero, otras actividades complementarias a realizar son degustaciones de productos frescos al finalizar la visita.

“Los invernaderos son cada vez más visitados por turistas de todo el mundo. Son varias las empresas agrícolas que ofrecen visitas guiadas por estas emblemáticas instalaciones de nuestra provincia, acompañadas de degustaciones de productos frescos.”

Entre los tipos de instalaciones visitados encontramos las tradicionales tipo parral, los semilleros y otras más modernas como la estructura ‘multitúnel’ o ‘multicapilla’, que permite a los invernaderos el control nutricional, de riego y climático a través de sistema informático.

Pero tan importante como conocer los invernaderos que hacen de Almería la ‘Huerta de Europa’ es saber cómo nacen y se producen las hortalizas y demás productos agrícolas de nuestra tierra. El seguimiento desde la semilla hasta que el producto final es recolectado da una visión general de lo que esta industria supone. Todo este recorrido se realiza en grupos y de forma amena y divertida, con explicaciones y anécdotas que ayudan a entender mejor todo el proceso de cultivo y control biológico.

La combinación entre naturaleza e industria que la avanzada agricultura almeriense ofrece a sus visitantes es una de las formas más originales de hacer turismo y acercarse a nuestra cultura. Los visitantes más internacionales pueden realizar sus visitas con guías de haba inglesa, francesa o alemana. Para ello pueden realizarse reservas a través de diversos touroperadores o asistir en grupos más pequeños a nivel familiar. De hecho, es una actividad muy recomendable para los más pequeños de la casa, que comenzarán a entender el proceso natural de plantas y cultivos también a través de talleres y representaciones de cuentos.

Sin duda, el turismo agrícola e industrial de Almería es una actividad cultural y de ocio en auge y para toda la familia.