El Patio de Luces de la Diputación de Almería ha abierto sus puertas a una nueva exposición que viene de la mando de la Fundación de Arte Ibáñez-Cosentino. Se trata de ‘Paisajes Ilusorios’ una muestra que recoge 30 cuadros de Ginés Cervantes que acercará al visitante paisajes de la provincia tratados con el color y la óptica que caracteriza al artista almeriense.

La exposición, producida por la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, acercará al visitante a través de 30 cuadros una muestra de los paisajes expresionistas creados por el pintor almeriense

Desde hoy lunes 9 hasta el próximo sábado 28 de julio, el Palacio Provincial será visita obligada para conocer esta selección de obras, correspondientes a los años 2015 y 2018, en las que el artista muestra  paisajes expresionistas en los que el visitante seguro podrá reconocer algunos espacios icónicos del paisaje costero almeriense, deleitarse con la belleza estética de bosques imaginarios o reflexionar sobre cómo en ocasiones el paisaje no es sino el espacio de historias y dramas vitales.

El diputado de Cultura, Antonio J. Rodríguez, ha subrayado la importante colaboración que existe entre la Fundación y la Institución Provincial para acercar a los almerienses exposiciones de gran calidad: “Esta muestra es muestra más de las acciones que realizamos de forma conjunta y de la apuesta por acercar el arte a la capital que realiza la Fundación. Desde Diputación siempre vamos a apoyar a la Fundación y vamos a dar difusión a los artistas de la provincia y a uno de los museos más importantes de todo el territorio andaluz que está en el corazón del Almanzora: Olula del Río”.

Por su parte, el director de la Fundación Ibáñez-Cosentino, Juan Manuel Martín Robles, ha explicado la dilatada trayectoria del artista que el visitante podrá conocer a través de esta exposición: “Ginés Cervantes, pintor de influencias expresionistas cuya obra siempre oscilará entre la figuración y una contenida abstracción, deja nuevamente traslucir su yo interior a través del color y su puesta de la técnica al servicio de lo representado. Características comunes a su dilatada trayectoria que ahora permiten al artista presentarnos unos paisajes, evocaciones de momentos vividos y espacios rememorados, a través de los cuales nos acerca a la intimidad plástica de sus sentimientos, vivencias y emociones mediante una obra en la que el color, vibrante, contundente y expresivo, la materia pictórica, en la mayoría de las ocasiones dispuesta directamente con las manos, y las texturas conseguidas tienen un protagonismo absoluto».

Además, con motivo de la inauguración se presentará el libro “Ginés Cervantes, pintor. La fuerza de la expresión” escrito por Manuel Contreras del Río. Un libro monográfico sobre Ginés Cervantes editado por la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino, con la colaboración de la Diputación de Almería.

Ginés Cervantes: “Paisajes ilusorios”

Formado en la Escuela de Bellas Artes de Valencia y representante del ‘grupo’ almeriense de los 80, la obra de Ginés Cervantes (Huércal Overa (Almería), 1939) entronca directamente con aquellos artistas expresionistas que a lo largo de todo el siglo XX, sin abandonar el vínculo con lo real ni adentrarse en el mundo de lo onírico, han desarrollado una forma de expresión personal e intuitiva a través de la cual trasladar al lienzo, independientemente del tema elegido, la visión subjetiva y el drama interior del creador.

Oscilante siempre entre la figuración y una contenida abstracción, su obra se caracteriza, esencialmente, por el uso expresivo del color y la puesta de la técnica al servicio de lo representado. Características que el visitante podrá descubrir en todos y cada uno de los últimos “paisajes ilusorios” –realizados a lo largo de los últimos tres años– seleccionados para la ocasión. Unos paisajes, evocaciones de momentos vividos y espacios rememorados, a través de los cuales el artista –en ocasiones partiendo de la realidad más íntima y cercana, en otras presentándonos contextos tan sólo imaginados– nos acerca a la intimidad plástica de sus sentimientos, vivencias y emociones mediante una obra en la que el color, contundente y expresivo, la materia pictórica, en la mayoría de las ocasiones dispuesta directamente con las manos, y las texturas conseguidas tienen un protagonismo absoluto.

Paisajes Ilusorios. Diputado