El vicepresidente de Diputación Provincial de Almería, Javier A. García, ha salido al paso de la “surrealista” rueda de prensa que han ofrecido las “desinformadas” Adela Segura y Esperanza Pérez en las que, a su juicio, han demostrado tener un “nulo” conocimiento de la Institución Provincial y su funcionamiento.

El portavoz del equipo de Gobierno denuncia el “nulo” conocimiento de la Institución que han demostrado las dos socialistas”

En este sentido, Javier A. García, se ha referido a la herencia recibida a la que han hecho alusión desde el PSOE y ha indicado que: “Desde el equipo de Gobierno reconocemos profundamente la herencia recibida por el Partido Socialista. Reconocemos el derroche, el despilfarro y los 200 millones de deuda que dejaron. Nos encontramos una Diputación casi en bancarrota, hemos bajado el nivel de endeudamiento para hacer frente a todos los proyectos que estamos sacando adelante en la provincia y tenemos que intentar ahorrar en muchos aspectos por culpa de los ocho años de gestión socialista”.

El portavoz también ha destacado que gran parte de la herencia recibida por el anterior equipo de Gobierno de los socialistas “no sólo han sido deudas”, sino también obras sin licitar, adjudicar y ejecutar. “Nos hemos encontrado 39 municipios que se abastecían con cubas de agua, mientras el equipo de gobierno anterior se iba a Barcelona a ver el fútbol y pasaba las dietas, se iba a Cuba a hermanarse con un municipio, o se iba a FITUR con un despliegue de 53 personas y pasaban una semana entera en Madrid a gastos pagados; nosotros hemos sacado adelante inversiones de 10 millones de euros para los municipios que no tienen agua potable –que no es competencia de Diputación, sino de la Junta de Andalucía; hemos desbloqueado los Planes Provinciales que estaban parados algunos desde 2007. Por este motivo, le pido a la señora Esperanza Pérez que cuando tenga reivindicaciones en materia de agua mire hacia Sevilla, ya que la Junta es la responsable. No en vano, nosotros estaremos siempre dispuestos a seguir apostando por solucionar los problemas de agua los almerienses, aunque no nos competa”, ha añadido.

Por otro lado, el también portavoz se ha referido al “proyecto de ahorro” que va realizar el equipo de Gobierno con la construcción del Edificio de Centralización de los Servicios: “Con ese edificio vamos a ahorrar más de 2,5 millones de euros al año que van a revertir en inversiones para todos los municipios de la provincia de Almería, sin mirar colores políticos como ya ha ocurrido en los mandatos del PSOE”, ha apostillado.

En este sentido, Javier A. García ha dado ejemplos muy claros de que en Diputación Provincial se gobierna para todos los municipios, sin excepción, y sin los tratos de favor “que acostumbraban” desde el PSOE. “Un ejemplo son las subvenciones que repartimos de 500.000 euros entre los municipios de menos de 1.000 habitantes, 10.000 euros por municipio, donde se han beneficiado más municipios del PSOE que del PP. Si gobernáramos sólo para el PP, no hubiéramos recuperado la subvención que el propio PSOE le quitó al municipio de Albox para ayudar a financiar el Parque de Bomberos de Albox; y no estaríamos arreglando carreteras allá donde se necesita. Si hay algo que tiene claro Gabriel Amat es que es el presidente de todos los almerienses, dándole igual por quien estén gobernados”.

Por otro lado, ha asegurado que el PSOE parece entiende por “revanchismo” ser “serios y rigurosos en el trabajo y tratar de reducir el nivel de endeudamiento que dejan los antecesores en el cargo”.

Javier A. García, ha destacado como el Partido Popular ha logrado aprobar con el apoyo de sindicatos, trabajadores y funcionarios un Convenio Colectivo sin modificar las condiciones económicas de los funcionarios y empleados públicos de Diputación Provincial. “En la etapa del PSOE, sólo firmó el Convenio un sindicato. Y fíjese se ha firmado este acuerdo sin bajar un solo céntimo a sus nóminas, cosa distinta a lo que ellos no fueron capaces de evitar. En la etapa del Gobierno Nacional del PSOE, se redujo un 5% en el sueldo de los empleados públicos, una rebaja de 4 millones de euros. Mariano Rajoy ha quitado la paga extra y ha supuesto 2 millones de euros. Cuando el PSOE gobierna en España se baja el doble el sueldo a los empleados públicos. Por eso no pueden dar lecciones a nadie, porque los hechos demuestran que es todo lo contrario”.

Yo destacaría como característica de municipalista del presidente lo de las bajas a los municipios que les va a permitir invertir ese dinero en otros menesteres, las subvenciones a los municipios de menos de 1.000 habitantes.

Operación de marketing la de ellos, que dejaron sin pagar publicidad a montones.