Almería cuenta con 117 establecimientos dedicados al turismo rural, dados de alta en el Registro de Turismo de Andalucía, que ofertan 967 plazas hoteleras a los visitantes, interesados en un contacto directo con la naturaleza y en descubrir nuevas zonas y paisajes de la provincia. En este sentido, las fechas de Semana Santa, ya próximas, son propicias para este tipo de alojamientos, que esperan unas cifras de ocupación elevadas durante estos días.

“La diversidad ambiental y paisajística que ofrecen los municipios de Almería, unida a la hospitalidad, los recursos culturales y patrimoniales o la gastronomía, han motivado un incremento en la llegada de visitantes”

Municipios como Abrucena, Albox, Bédar, Bentarique, Berja, Cantoria, Carboneras, Castro de Filabres, Chirivel, Enix, Fiñana, Fondón, Los Gallardos, Gérgal, Huércal-Overa, Laroya, Laujar, Lubrín, Lucainena de las Torres, Mojácar, Níjar, Oria, Pulpí, Rioja, Serón, Sorbas, Tabernas, Taberno, Terque, Tíjola, Turre, Velefique, Vélez-Blanco y Vélez-Rubio vienen apostando fuerte por este sector turístico, que se ha convertido en uno de sus principales pilares económicos, tomando el relevo de otros más tradicionales. Casas rurales confortables, una buena gastronomía y tranquilidad conforman una combinación ideal para pasar unos días descubriendo zonas idílicas como Sierra Nevada o el Parque Natural de Sierra María-Los Vélez.

La oferta de turismo rural en Almería basa su fortaleza en su diversidad de paisajes y en la posibilidad que ofrece al visitante de combinar esta opción con otros recursos, como el sol y playa y otras ofertas complementarias con unos desplazamientos muy cortos, una opción que cada vez es más atractiva a los turistas.

Las zonas de interior también permiten disfrutar del encanto de pueblos con un gran encanto, que integran al visitante en sus costumbres y tradiciones y, sobre todo, le acogen de forma hospitalaria y tratando de hacer inolvidable su estancia en Almería.

La proliferación de este tipo de alojamientos ha permitido, además de una gran diversidad, que se genere una oferta adaptada a todas las características, gusto y disponibilidad económica de los visitantes.

El vicepresidente de Diputación, Javier A. García, ha destacado el importante esfuerzo que ha realizado el tejido empresarial turístico para ofrecer unas instalaciones y servicios del más alto nivel. “Estamos consiguiendo colocar a la provincia como un destino único para turismo rural por conjugar una diversidad sin igual y unos servicios de primera”.