El Presidente de la Diputación, Gabriel Amat y el vicario general de Almería, Tomás Cano, han inaugurado esta mañana el Belén Navideño tradicionalmente acoge el Palacio Provincial y que permanecerá abierto al público en el Patio de Luces hasta el próximo 5 de enero.

“El presidente de Diputación y el vicario General de Almería han inaugurado unas instalaciones de 80 metros que permanecerán abiertas hasta el 5 de enero en el Palacio Provincial”

Amat ha destacado la gran labor de la familia Miras a quien pertenece el Belén, así como a la Hermandad de Nuestra Señora de las Angustias y al vicario por su presencia en el acto y ha deseado a todos “que el próximo año traiga la prosperidad que tanta gente necesita en estos momentos”.

Tomás Cano ha sido el encargado de bendecir el Belén “que encarna el nacimiento de Jesús” al tiempo que ha agradecido a la Diputación que vuelva a acoger esta representación “que nos habla de amor, nos habla de justicia y de compromiso entre todos los hombres”.

El acto ha contado además don la presencia del Hermano Mayor de la Hermandad de Nuestra Señora de las Angustias, José María Campos, que ha agradecido el trabajo de la familia Miras “que además ha tenido la generosidad de hacer que este Belén pueda ser de toda la provincia de Almería”.

Las autoridades han hecho un recorrido por las instalaciones que tras la incorporación el pasado año de nuevos edificios como una cristalería o un torreón vigía y diversas figuras, han conseguido alcanzar una extensión de unos 80 metros. El Belén cuanta con unas 300 figuras entre las que se incluyen 50 imágenes en movimiento representando oficios de carpintero, alfarero o fragua, además de otros típicamente almerienses como la almazara o cerámica. Además contiene 105 motores incluidos de agua y de humo.

Los visitantes podrán encontrar además estampas propias de la provincia como el esparto o la matanza. El Belén es propiedad de la familia Miras y se ha instalado con la colaboración de la Hermandad de Nuestra Señora de las Angustias, que ha conseguido terminar de montarlo en un plazo de 4 días.