La Diputación Provincial y los Ayuntamientos de Almería y Roquetas de Mar han asumido la organización del XXX Jornadas Teatro Siglo de Oro. Esa es una de las decisiones que se han adoptado la reunión que han mantenido en el Palacio Provincial la diputada de Cultura, María Vázquez; el concejal de Cultura de Almería, Ramón Fernández-Pacheco; un representante técnico de Roquetas y los representantes de la Asociación Cultural que, hasta el pasado año, se encargó de la organización de este certamen que cumple su trigésima edición.

“Un acuerdo entre las tres administraciones garantiza la celebración de este evento cultural que, de momento, sólo tendrá su respaldo”

Las tres instituciones han tomado, así, las riendas de este consolidado y reputado evento después de que la Asociación Cultural Jornadas de Teatro del Siglo de Oro lanzara un ‘S.O.S’ para garantizar la continuidad de esta cita que, tradicionalmente, acoge la provincia en el mes de abril.

Si bien, en las primeras reuniones de coordinación que se establecieron estuvieron presentes representantes de la Universidad de Almería y de la Junta de Andalucía, finalmente sólo han apostado por las Jornadas de Teatro del Siglo de Oro la Diputación y estos dos Ayuntamientos.

Durante el encuentro de trabajo de esta tarde, al que estaba invitada la delegada de Cultura, Isabel Arévalo, se han estado detallando los términos del convenio de colaboración que van a firmar entre las tres administraciones para conseguir que esta iniciativa continúe siendo todo un éxito.

Desde la Asociación Cultural se ha manifestado la “intención” de colaborar por parte del Gobierno Andaluz aunque, según han afirmado, resulta imposible comprometer su aportación por escrito “al no tener ninguna garantía del cumplimiento del mismo”. Asimismo, desde la Asociación han pedido a la Diputación que realice el último esfuerzo negociador con la Universidad de Almería para que no retire el apoyo económico y académico a este evento.

Las tres administraciones ya están trabajando para conseguir los apoyos y patrocinios de diferentes entidades privadas que permitan “engrandecer más si cabe” uno de los eventos teatrales con mayor tradición e historia del país.