La Diputación Provincial de Almería, a través del Instituto Almeriense de Tutela, coordina las IV Jornadas Provinciales sobre Protección y Tutela de Adultos de Almería, organizadas en colaboración con la Fundación Almeriense de Tutela y la Fundación Aequitas. Las jornadas, que se celebran hoy y mañana (9 de mayo) bajo el lema ‘Todo un futuro’, buscan ofrecer información especializada sobre medidas de protección dentro del denominado sistema de apoyos, emergido tras la aprobación de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

“Más de 200 profesionales participan en este foro reivindicativo, que pretende actualizar conocimientos acerca de los últimos cambios normativos globales y nacionales y el nuevo escenario social de la discapacidad.”

La diputada de Bienestar Social, Igualdad y Familia, Almudena Valentín, que ha presidido el acto de inauguración acompañada por el director de las Jornadas, el notario Ramón Moscoso, ha subrayado el compromiso de administraciones y personal técnico para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad desde una vocación de servicio: “El Instituto realiza acciones de sensibilización comunitaria para promover la adecuada atención y la plena inserción social de las llamadas personas tuteladas desde una perspectiva preventiva y normalizadora”, ha precisado.

Para Valentín, la puesta en marcha de la Convención de las Naciones Unidas y el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, obligan a las administraciones públicas y al tejido asociativo a “cambiar el modelo médico-rehabilitador por un modelo social de Derechos Humanos, considerando que la discapacidad es un carácter más de la persona. El problema que dificulta su integración tal vez haya que encontrarlo en la propia sociedad”, ha reflexionado, al tiempo que ha apuntado que, en aras de lograr este objetivo, “se requieren medidas de apoyo modulables, flexibles, adaptadas a las necesidades de la persona para suplir y prevenir, en gran medida, la incapacitación aplicada como medida muy generalizada hasta ahora”.

El director de las Jornadas y delegado de la Fundación Aequitas en el Colegio Notarial de Andalucía, Ramón Moscoso, ha detallado en su intervención que uno de los grandes avances en el campo normativo ha sido la aplicación del sistema de apoyos. Segón Moscoso, las personas con discapacidad son titulares de derechos y, además, la sociedad debe reconocerles la capacidad de su ejercicio: “La integración social y jurídica de las personas con discapacidad es el objetivo que marcan tanto la Convención de las Naciones Unidas como las últimas leyes que se han ido promulgando. La Convención ha supeusto un giro radical en el tratamiento de la discapacidad. Es necesario dotar de apoyos a las personas que necesiten una ayuda específica”, ha precisado.

El programa de las Jornadas contempla debates y siete mesas redondas en las que se abordarán temáticas como la repercusión de la Convención de las Naciones Unidas, las alternativas a la incapacitación, la discapacidad y la dependencia, la intervención de las instituciones tutelares en las personas con funcionamiento intelectual límite, la problemática del internamiento o el modelo de apoyos.

Participan expertos como Pilar Fernández Arias, fiscal de la Audiencia Provincial de Almería; Javier Prieto, magistrado; Laura Ainoa Márquez, directora del Instituto de Medicina Legal de Almería; o Cristóbal Fábrega, fiscal coordinador de la sección de Discapacidades de la Audiencia Provincial de Jaén, además de profesionales de la psiquiatría, la abogacía o los servicios sociales comunitarios.

El Instituto Almeriense de Tutela, dependiente de la Diputación Provincial, tiene como misión proporcionar la necesaria protección y el pleno ejercicio de sus derechos a las personas adultas incapacitadas legalmente o en presunta situación de incapacidad de nuestra provincia, así como establecer los apoyos necesarios para promover su máxima autonomía.