La Diputación Provincial de Almería ha entregado un proyecto que permitirá a los regantes de Alboloduy, Alsodux y Santa Cruz de Marchena disponer de agua de riego. El presidente de la Comunidad de Regantes ‘Las Tinajuelas – El Bosque’, Enrique Blanes, ha recibido de manos del presidente de Diputación, Gabriel Amat, el informe que va a beneficiar a 850 comuneros que cuentan con 249,71 hectáreas de regadíos repartidos en estos tres municipios. Durante la entrega, también han estado presentes el diputado de Agricultura, Óscar Liria, el alcalde de Santa Cruz de Marchena, Antonio Abad; el alcalde de Alsodux, Manuel Cuadra y la teniente de alcalde de Alboloduy, Sonia Guil.

“Unos 830 comuneros y 1.850 parcelas con 249 has. de superficie de la Comunidad ‘Las Tinajuelas-El Bosque’ se verán beneficiados”

Amat ha destacado la importancia que tiene esta entrega de proyecto ya que tiene como objetivo la consolidación del riego de las 1.850 parcelas de tamaño pequeño con las que cuenta la Comunidad de Regantes. “Además de lograr que todos ellos tengan agua en sus cultivos, la comunidad ya contará todo lo necesario para solicitar ayudas a nivel estatal y europeo para la renovación de las infraestructuras y de los regadíos”, ha explicado el presidente, que ha precisado que en esta zona el “cultivo mayoritario es el de los cítricos, pero también abundan el olivar, la viña y la huerta (tomates, pimientos, ajos, patatas, habas, alfalfa, etcétera)”.

Asimismo, la consolidación de esta comunidad es fundamental para la agricultura que practican estos productores que es de “subsistencia y autoconsumo”. “Este modelo agrícola favorece el asentamiento humano en estos pequeños municipios y sirve para fijar a la población existente que, de otra manera estarían condenados a la emigración. Además, el cultivo de estas tierras y la intervención humana ayudam a frenar los procesos erosivos del suelo y el avance de la desertización. Por tanto, estamos realizando una labor medioambiental y agrícola”, ha explicado el diputado de Agricultura.

Por último, Amat ha indicado que desde Diputación Provincial “vamos a seguir apoyando a las comunidades de regantes de los municipios del interior porque creemos que es un bien social que beneficia a todos los habitantes del pueblo, ya que generalmente todos son integrantes de la misma, permitiendo así el desarrollo económico”.