La Diputación Provincial de Almería ha emitido 11.651 nuevos recibos de IBI Urbana para 70 de los municipios que tienen suscrito convenio de gestión catastral con el Servicio de Administración Tributaria de la Institución Provincial. Así lo ha precisado el diputado provincial de Hacienda, Manuel Alías, quien ha detallado que gracias al trabajo de la empresa que gestiona los Servicios Catastrales de Diputación han aflorado estos nuevos inmuebles que, desde ahora, se han incorporado al padrón de IBI Urbana y, por lo tanto, tributarán.

“Gracias a la gestión catastral de la Institución las arcas municipales recibirán otros 2,48 millones de € de inmuebles que no tributaban”

En concreto, con estos 11.651 nuevos recibos, la Institución Provincial está poniendo a disposición de un total de 70 Ayuntamientos un total de 2.480.084,26 €. Manuel Alías ha destacado la importancia que tiene la actualización constante del padrón de IBI no sólo para los ayuntamientos, sino también para los contribuyentes: “De este modo, estamos logrando que los ayuntamientos aumenten sus ingresos y estamos promoviendo una justicia tributaria. Es decir, que todo el mundo tribute por los que los bienes que tiene”, ha explicado.

Entre los municipios que más ingresos van a recibir gracias a esta actualización del padrón de IBI se encuentran el de Mojácar, donde han aflorado un total de 1.334 recibos por un importe que asciende a 491.246,45 €. Asimismo, otro de los municipios en el que más recibos ha aflorado ha sido Viator con 1.153 nuevas emisiones por un importe de 334.146,26 €. Por su parte, Carboneras ha incorporado a sus ingresos casi 130.000 € con más de 1.200 nuevos recibos.

La incorporación de los nuevos inmuebles al registro catastral ha sido posible gracias a la colaboración de la Diputación de Almería con la Empresa Pública Navarra Tracasa – TCA – Gestiona, que el pasado año puso al servicio de la provincia la aeronave ‘Observer P68’, un aeroplano idóneo por su estabilidad y dimensiones para ser equipado con una cámara fotogramétrica y las nuevas herramientas catastrales, que está capacitado para viajar a baja altura y a una velocidad de 140 kilómetros por hora, lo que permite lograr una máxima definición y resolución en las imágenes obteniendo los nuevos volúmenes que se generen en la planimetría.