La Diputación Provincial de Almería ha presentado esta mañana la Primera Gala Benéfica que organiza la Asociación Altea, el próximo sábado a partir de las 20 horas en la Finca del Boticario de Almería, con el objetivo de recaudar fondos para contribuir a la labor que realizan a diario con las familias y niños que padecen audición, lenguaje y trastorno del espectro autista.

El objetivo de este evento, que tendrá lugar el próximo sábado es darle visibilidad a las personas que padecen espectro autista y las dificultades a las que se enfrentan cada día

El diputado de Bienestar Social, Ángel Escobar, ha detallado el apoyo que se presta desde la Institución a esta Asociación tan joven que comenzó a dar sus primeros pasos el pasado 2016: “Se trata de una Asociación muy reciente, pero con mucha fuerza en la que ya se han implicado muchas familias de la provincia. Actualmente, están en trámites para formar parte del Consejo Provincial de la Familia y poder trasladar a toda la provincia la atención que precisan los niños con problemas con el trastorno del espectro autista y que puedan realizar una vida con total normalidad, dentro de la inclusión de la que siempre hablamos”.

Además, Escobar ha invitado a “conocer la situación que viven estas personas, tener empatía y no juzgar. Muchas de las personas que tienen esta dolencia tienen habilidades y capacidades superiores a las que tenemos muchas personas y hay que potenciarlas y ponerlas en valor. Altea está en esa línea y por eso tiene el apoyo de la Diputación Provincial”.

La gala se celebrará en la Finca del Boticario y tendrá un coste de 50 euros por persona. La secretaria de la Asociación, Mª Carmen Almagro ha explicado que, además de una cena, habrá actuaciones musicales, como “‘Los Vinilos’, Inés de Inés o Carlene Graham. Almagro también ha agradecido la colaboración de “entidades, empresas y familias para que este proyecto tan gratificante y bonito se pueda desarrollar”.

Sobre ALTEA

TEL es la abreviatura de ‘Trastorno Específico del Lenguaje‘, que afecta especialmente a las capacidades comunicativas, y TEA es la abreviatura de ‘Trastorno del Espectro Autista’, que afecta sobre todo a la comunicación y las relaciones personales. En la actualidad, 120 familias forman parte de la Asociación Altea, que desarrolla su actividad, principalmente en la capital y la zona del Poniente almeriense. Aunque no existen datos oficiales, se estima que en la provincia unas 800 personas sufren algún trastorno autista, según han revelado miembros de Altea. Una cifra más elevada que en otras regiones, ya que “en Almería hay más Aulas TEA que en Granada y Córdoba juntas”, aunque, de momento, no se conoce el porqué de esta situación.